Justicia Ambiental

Hoy por hoy, las comunidades de bajos recursos y las comunidades de color cargan desproporcionadamente con el peso de las acciones sin control de los contaminadores y son a menudo ignorados o desfavorecidos en los procesos políticos y en las decisiones que afectan a sus comunidades. Como resultado, estas comunidades a menudo sufren de tasas más altas de asma y de otras enfermedades debilitantes, de suelo y agua contaminados, de infrastructura que se está cayendo en lugares de clima extremoso, y de pérdida o desplazamiento de sus empleos. LCV categóricamente cree que no importa tu código postal, toda la gente tiene derecho a aire limpio, agua potable y acceso a espacios abiertos. Estamos trabajando para garantizar que las comunidades locales sean siempre parte de los procesos de toma de decisiones, y estamos luchando para un futuro donde todas las comunidades reciban protección contra el daño ambiental.


Related Articles