Tarjeta Nacional de Evaluación Ambiental 2016 Revela Embate a Protecciones Ambientales Fundamentales

Seth Stein, 202-454-4573 or Seth_Stein@lcv.org

*Tarjeta de Evaluación Sirve de Adelanto de las Protecciones Ecológicas en Riesgo en la Era Trump*

**La tarjeta de evaluaciones completa está aquí**

WASHINGTON, DC – La Liga de Votantes por la Conservación (LCV) dio a conocer el día de hoy la Tarjeta Nacional de Evaluación Ambiental 2016 que evalúa el desempeño de todos y cada uno de los votos sobre asuntos ambientales claves que los miembros del Congreso emitieron este año. La Tarjeta de Evaluación Ambiental está disponible tanto en inglés como en español en scorecard.lcv.org.

“Durante el último año de la administración Obama, los líderes Republicanos en el Congreso continuaron sus constantes ataques contra protecciones fundamentales y contra los avances ambientales recién logrados, al mismo tiempo que estábamos padeciendo el año más caluroso en registro– por tercer año consecutivo– y mientras los líderes mundiales se reunían el Día de la Tierra para firmar un acuerdo histórico sobre el clima en París,” dijo la Vice Presidente de Asuntos Gubernamentales de LCV Tiernan Sittenfeld.

“Afortunadamente, el Presidente Obama y nuestros aliados en el Congreso rechazaron estos ataques y se alzaron a favor de nuestras familias, nuestras comunidades de color en las trincheras de la lucha contra el cambio climático, y el consenso internacional de tomar acciones sobre el clima,” dijo la Vice Presidente Senior de la Liga de Votantes por la Conservación para Enlace Comunitario y Participación Cívica, Jennifer Allen.

LCV dio a conocer la Tarjeta de Evaluación 2016 el día de hoy en una conferencia de prensa vía telefónica conjuntamente con el Senador Tom Carper (D-DE), el Miembro de más Alto Rango en el Comité de Obras Públicas y el Medio Ambiente, y el Rep. Raul Ruiz, M.D. (D-CA), un nuevo miembro del Comité de Comercio y Energía.

“Durante los últimos ocho años, nuestro país ha tomado pasos decididos para convertirse en líder mundial en los esfuerzos para proteger a nuestro planeta para futuras generaciones. En las primeras semanas de esta nueva Administración, ya estamos viendo desafíos irresponsables a este progreso y amenazas constantes de lo que está por venir. Sin embargo, ahora no es la hora de evadir nuestras obligaciones como guardianes del medio ambiente y de la salud pública. No dudaremos en hacer la ardua labor de preservar logros pasados y de seguir haciendo que nuestro país vaya hacia adelante,” dijo el Senador Carper (D-Delaware).

“En mi papel de doctor de urgencias y experto en salud pública, sé que la salud ambiental está estrechamente ligada a la salud humana. Esta es la razón crucial por la que debemos proteger nuestras tierras públicas y nuestra vida silvestre: para poder garantizar que el aire sea puro y el agua sea potable, y que patrocinemos investigación científica que nos lleve a lograr una mejor salud ambiental,” dijo el Dr. Ruiz. “Me siento humildemente agradecido por recibir un 100% en la Tarjeta Nacional de Evaluación Ambiental este año y estoy deseoso de seguir en la lucha por nuestra salud y nuestro medio ambiente para las generaciones que vienen.”

La Tarjeta de Evaluaciones 2016 califica los votos emitidos durante la segunda sesión del 114o Congreso. Incluye 38 votos de la Cámara, estableciendo un nuevo récord de votos emitidos en la Cámara de Representantes y reflejan que, bajo el tutelaje del Presidente de la Cámara Paul Ryan, la Cámara de Representantes de Estados Unidos sigue siendo la más anti-ambientalista en la historia. La calificación promedio de cada miembro Republicano de la Cámara para el 2016 fue del cinco por ciento, mientras que la calificación promedio de los Demócratas fue de 94 por ciento.

La Tarjeta de Evaluaciones incluye 17 votos en el Senado. Bajo la batuta del Jefe de la Mayoría Mitch McConnell, el Senado se unió a la Cámara para atacar medidas de protección al medio ambiente que son cruciales. La calificación promedio para el 2016 de los Republicanos en el Senado fue del 14 por ciento, mientras que el promedio para los Demócratas en el Senado fue de 95 por ciento.

Bajo el control de los Republicanos unificados, los votos en el Congreso incluyeron ataques a muchas de nuestras leyes ambientales primordiales, incluyendo la Ley del Aire Limpio, la Ley del Agua Limpia, la Ley de Política Ambiental Nacional (NEPA), la Ley de Especies en Peligro de Extinción, y la Ley de Antigüedades. Desde obstaculizar el acceso a los tribunales y atacar a especies de manera individual, hasta tratar de debilitar el progreso de la energía limpia, el Congreso encabezado por Republicanos retiró todos los obstáculos y poder impulsar una agenda favorable a los contaminadores.

Al mismo tiempo, 22 Republicanos (14 en la Cámara, 8 en el Senado) lograron calificaciones de más del 25 por ciento este año, que incluye tres que consiguieron 50 por ciento o más, un aumento significativo de Tarjetas de Evaluaciones pasadas. En comparación, solamente seis lograron más del 25 por ciento en 2015 y solamente cuatro en el 2014.

“Mientras que el liderazgo Republicano trabajó para cumplir con la lista de deseos de los Grandes Contaminantes, fue alentador ver que más Republicanos defienden a sus electores y desoyeron las instrucciones de los jefes de su partido y votaron a favor de protecciones ambientales más a menudo el año pasado,” dijo Sittenfeld.

Mientras tanto, el número de defensores ambientalistas en el Congreso sigue creciendo, y se están haciendo escuchar más que nunca. Nuestros aliados ambientalistas han levantado la voz a favor de aire y agua limpios, tierras públicas, ciencia climática, vida silvestre y más. Pelearon por la salud de nuestras familias y votaron contra los intereses de los Grandes Contaminadores. Por ejemplo, más de 200 miembros actuales y pasados del Congreso, de 38 estados, presentaron un escrito amicus ante la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos en apoyo al Plan de Energía Limpia de la EPA. Aparte, la continua crisis en Flint, Michigan recibió atención de ambos partidos, y el patrocinio tan largamente esperado fue aprobado finalmente a finales del año.

Mientras la administración del Presidente Obama llegaba a su fin, consolidó su legado como nuestro presidente más verde. Llevó a Estados Unidos a lograr más progreso que nunca antes en el tema del cambio climático y animó a otras naciones del mundo a tomar acción de manera colectiva como parte del histórico Pacto Climático de París, y ofreció protecciones de manera permanente a una mayor superficie de tierras y aguas que cualquier otro presidente en la historia de Estados Unidos mientras que preservaba más lugares que cuentan la historia de todos los pueblos de este país. También luchó contra una serie de ataques hacia protecciones ambientales en el Congreso encabezado por Republicanos que parecía no tener fin.

La Tarjeta de Evaluación 2016 se está dando a conocer al mismo tiempo que los incesantes ataques al medio ambiente por parte de la administración Trump y el Congreso encabezado por Republicanos. Si bien los ataques contenidos en la Tarjeta de Evaluación 2016 no se convirtieron en legislación gracias a la oposición Demócrata en el Senado y el veto del Presidente Obama, esos ataques sirven de adelanto de lo que está en juego ahora que los contaminadores tienen un aliado en la Casa Blanca quien puede firmar estos instrumentos legislativos si llegan a su escritorio. De hecho, ambas cámaras del Congreso ya han aprobado una resolución que elimina la Regla de Protección de Corrientes de Agua usando la Ley de Revisión del Congreso (o CRA) como herramienta legislativa, y la Cámara de Representantes ha aprobado una medida similar que anula la Regla de Metano y Reducción de Desechos de la Agencia de Administración de Tierras—ambas de las cuales son tema de votación dentro de la Tarjeta de Evaluación 2016.

“Si usted quiere saber cuáles protecciones a su salud y al medio ambiente se encuentran en riesgo en la era Trump, no busque más allá que en la Tarjeta de Evaluaciones del 2016,” dijo el Subdirector Legislativo de LCV Alex Taurel. “Este es el libro de tácticas políticas que las empresas contaminantes van a tratar de convertir en legislación en los próximos años, sin importar el impacto en la salud pública y el medio ambiente. Pero respire tranquilo, LCV promete estar ahí a cada paso del camino para resistir estos ataques a nuestro aire, nuestra agua, nuestras tierras y nuestra vida silvestre.”

Por más de 40 años, la Tarjeta Nacional de Evaluación Ambiental expedida por LCV ha sido el indicador aceptado nacionalmente para evaluar a los miembros del Congreso en temas del medio ambiente, de salud pública y de energía. Para mayor información, visite http://scorecard.lcv.org.

###

Related Articles